Medioambiente
  • Ecosistema Fluvial

    Dado que es una central con un embalse sin regulación, el agua que entra al embalse (caudal afluente) es siempre la misma que sale (caudal efluente). Por lo tanto, durante su operación la Central no producirá cambios en el régimen natural del río.

    El reducido tiempo de renovación (menos de un día) asegura que la calidad del agua, particularmente sus parámetros más importantes para el ecosistema como temperatura y nivel de oxígeno, no se verán alterados mayormente hacia aguas abajo, manteniendo las características de salud del ecosistema fluvial. Hay que recordar que el lago Riñihue es además un sedimentador natural, por lo que tampoco se modificará la carga de sedimentos y nutrientes del río.

  • Embalse

    El embalse tendrá una superficie de 282 hectáreas, de las cuales 132 corresponden al área que ocupa actualmente el rio San Pedro. Más importante aún, el nivel (o cota) del embalse se mantendrá constante, sin fluctuaciones. Además, dado que el embalse ocupará básicamente la misma caja del río, no se afectarán lugares habitados (no es necesario reasentar personas) o terrenos que pudieran estar siendo ocupados para otros fines.  Por último, el diseño del proyecto asegura que no se modificará el nivel natural del Lago Riñihüe.

  • Seguimiento Ambiental

    Monitoreos de Ruido

    Desde el año 2009 se han realizado 64 campañas de Monitoreo de Ruido, las cuales verifican el cumplimiento de la normativa en los receptores sensibles. Este monitoreo es ejecutado por una empresa de la Región, con oficinas en Valdivia.

    Monitoreo de Calidad de Agua

    Se han ejecutado 23 campañas de monitoreo de Calidad de Agua (análisis de parámetros físico-químicos y microbiológicos), en 9 estaciones localizadas desde el lago Riñihue y a lo largo del río San Pedro. Este monitoreo es ejecutado por el Centro de Ciencias Ambientales EULA.

    Seguimiento de la Fauna de Peces

    A la fecha, se han realizado 26 monitoreos entre los que se encuentran: Comunitarios, Poblacionales y Genético de la Fauna de Peces, los que se realizan en 15 sitios de muestreo dependiendo del tipo de monitoreo. Este monitoreo es ejecutado por el Centro de Ciencias Ambientales EULA.

    Reforestación

    Desde el año 2008, Colbún ha reforestado alrededor de 45 hectáreas de bosque nativo, plantando más de 80.000 árboles de especies como roble, raulí, coigüe, canelo, ulmo, avellano y olivillo. Para darle un adecuado mantenimiento a las reforestaciones, se realizan monitoreos anuales, con objeto de planificar los replantes necesarios, realizar controles de maleza, mejorar los cercos y fertilizar, cuando corresponde.

    Desempeño y cumplimiento ambiental

    El cumplimiento ambiental del proyecto se controla mediante una auditoría externa realizada por un auditor independiente. Esta auditoría es periódica y permanente desde 2009. Sus hallazgos y resultados son informados a la autoridad fiscalizadora (Superintendencia de Medio Ambiente). A la fecha se han ejecutado 48 Auditorías Ambientales Independientes ejecutadas por Arcadis.

    Por otra parte, desde la entrada en funcionamiento de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), la autoridad ha llevado a cabo fiscalizaciones presenciales y de gabinete al cumplimiento de los distintos compromisos y obligaciones ambientales del proyecto.

    * Revisa aquí el Informe Fiscalización Ambiental de la SMA.

  • Reducción de Emisiones

    La realización del proyecto significa un esfuerzo adicional, técnico y económico, para reducir las emisiones de CO2 (gas de efecto invernadero). Así, este proyecto hidroeléctrico permitirá reemplazar parte del consumo de combustibles fósiles (carbón, diesel, gas natural) que actualmente utilizan otras centrales del SIC para generar energía eléctrica.

    El proyecto San Pedro está validado y registrado bajo los estándares de VCS (Verified Carbon Standard).

    VCS es una ONG líder global en el mercado de reducción voluntaria de gases de efecto invernadero que busca asegurar que los bonos de carbono generados producen beneficios tangibles al medio ambiente.

    Esta certificación se obtuvo a través de la validación internacional realizada por SQS (Swiss Association for Quality and Management Systems), acreditando el aporte del proyecto al desarrollo sustentable del país.

  • Peces

    En el río San Pedro existen 17 especies de peces de las cuales 13 son nativas y cuatro exóticas (trucha arcoíris, chinook, carpa y trucha café).

    El proyecto considera medidas de protección de peces nativos, las que incluyen: a) monitoreos y seguimientos, b) planes de rescate y traslado, c) cultivo en cautiverio y d) programas de siembra.